Etnicidad, territorio y sociedad de consumo en Valle Fértil

Etnicidad, territorio y sociedad de consumo en Valle Fértil

(Parte 1 de 7)

Autor Prof. Luis Rodríguez Mamby

Directora Dra. Ivana Carina Jofré

Autor

Prof. Luis Rodríguez Mamby L.U. 26.371.312/9

Directora Dra. Ivana Carina Jofré

Departamento de Ciencias Antropológicas

Tesis de grado para la Licenciatura en Ciencias Antropológicas

0 Luis Rodríguez Mamby

Ha sido un largo camino refrendado con este resultado. Las retribuciones debidas son múltiples y variadas. En primer lugar a las personas con que me vinculo desde mis primeras visitas, que me reciben afectuosamente y hacen sentir uno más cada vez que regreso al Valle. A todos ellos les agradezco grandemente uno por uno, a Norma de la Vega, a Andrés y la familia Zapata, a Víctor, a Fabián, a Héctor, a Miguel. Espero que las siguientes páginas reflejen algo de la luz de sus saberes y experiencias. Gracias por compartirlos.

También reconozco a la municipalidad de Valle Fértil y sus distintos funcionarios que desde el comienzo me asistieron en la medida de sus posibilidades, en especial, a las instituciones públicas del departamento, como la Dirección de Turismo, la Secretaría de Cultura y la Biblioteca Popular Domingo F. Sarmiento. Asimismo, agradezco al Fondo Nacional de Artes del Ministerio de Cultura de la Nación haberme hecho beneficiario de la Beca Bicentenario 2016, con la cual financié mis últimas visitas a San Juan.

En el ámbito académico, también los agradecimientos son muchos, empezando por las distintas direcciones con que me nutrí al comienzo de esta investigación. A todas estas personas debo reconocerles sus aportes, asumiendo que fueron mis falencias y las vicisitudes de la vida las que lamentablemente me impidieron concluir la tesis bajo sus tutorías. Así, debo retribuciones a Mónica Rotman y Cecilia Benedetti que codirigieron la tesis en un momento muy temprano de mi estudio. Sobre todo agradezco a Cecilia Benedetti que corrigió mis primeros textos, escritos de forma tan abigarrada y dubitativa. A ella le reconozco haber contribuido insistiendo en profundizar mi conocimiento sobre las políticas públicas de fomento a las artesanías. También agradezco el acompañamiento que la tesis recibió de Ricardo Abduca, reconociendo suya la observación sobre los usos culturales en tanto actos de consumir presentan una doble cara, como estigma y como emblema. Además, en estos últimos años, me he enriquecido de conocimiento transitando las clases de los seminarios de la Maestría de Antropología Social de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires, por lo cual corresponde nombrar a los profesores que me han ayudado a pensar la politización de los consumos. Así, reconozco el aporte de Sebastián Carenzo sobre la doble paradoja que plantea la política de identidades étnicas enunciadas desde las industrias culturales, por un lado, y la política de representaciones sociales que encubren las disputas entre modos antagónicos de territorialidad, por el otro. Además reconozco en las clases de Sebastián Valverde otro aporte fundamental para abordar estadísticamente la transformación de la ruralidad, a partir del cual empecé a atar los cabos sueltos de esta investigación.

Finalmente, mi más profunda gratitud y afecto a Carina Jofré por las puertas que me abrió al aceptarme como tesista, poniendo la vara bien alta para lograr superarme. Quedo en deuda por compartir con generosidad su conocimiento profesional y profunda experiencia acerca de los temas que trataremos, pero también por su paciencia como directora. Este logro es gracias a ella. Del mismo modo, agradezco a Mauricio Lucero, compañero de Carina, y su familia, quienes me recibieron en su hogar durante mis estadías en San Juan. De todos ellos guardo los mejores recuerdos y espero la oportunidad para brindar por los éxitos conseguidos.

1 Luis Rodríguez Mamby

AGRADECIMIENTOS1
ÍNDICE2
CAPÍTULO I – INTRODUCCIÓN4
Introducción5
Justificación del estudio8
Metodología de la investigación15
Estructura de la tesis26
Resumen del Capítulo I28
CAPÍTULO I – ANTECEDENTES TEÓRICO-METODOLÓGICOS29
Antecedentes y desarrollo teórico de la investigación30
El lugar de la cultura en la nación y el patrimonio34
Los usos del patrimonio en debate: Memoria, soberanía y etnicidad35
El recurso de la cultura en las nuevas sociedades de consumo41
Los debates sobre la etnicidad y la identidad48
Sobre el tratamiento de etnicidades indígenas vallistas59
Colonialidad del poder/capitalismo: Sobre raza, nación y subalternidad63
Procesos socioeconómicos de transformación global y neoextractivismo en Latinoamérica69
Resumen del Capítulo I79
VALLE FÉRTIL80
Contexto histórico de la producción de alteridades y su territorialización en la periferia81
Época colonial81
Siglo XIX87
Siglo X y XI89
Reconversión neoliberal y las reemergencias indígenas en el ámbito público en Valle Fértil92
diversidad cultural97
Modalidad de Educación Intercultural Bilingüe y su relación con el turismo98

Educación Intercultural en las escuelas y las propuestas de turismo étnico en la producción de la

Valle Fértil105
El imaginario de la re-territorialización de las industrias culturales116
Resumen del Capítulo I124

Adscripciones indígenas y aboriginalidades incómodas para el turismo. El caso del “cardoneo” en

GENEALOGÍA DE LAS DISPUTAS Y CONFLICTOS TERRITORIALES125

2 Luis Rodríguez Mamby

La situación dominial de la tierra y la soberanía periférica126
territoriales implicados132

Procesos patrimonialización de los recursos naturales y culturales en Valle Fértil y los conflictos

expoliación138
Expropiación y expoliación145
Resumen Capítulo IV151

La precariedad de la propiedad de la tierra en Valle Fértil y las alternativas locales frente a la

DEL HELADO EN ISCHIGUALASTO152
El “turismo sin chimeneas” en el paradigma de la sustentabilidad153
El intervencionismo de la economía rural de la periferia sanjuanina156
La delimitación del espacio rural en el desarrollo turístico162
Del atractivo al fetiche: La colonialidad de la nueva ruralidad171
Resumen del Capítulo V175
CAPÍTULO VI – CONCLUSIÓN176
Balance del proceso de la tesis177
Reflexiones finales185
MATERIALES DE LA INVESTIGACIÓN189
Bibliografía190
Fuentes periodísticas209
Sitios web211
Audiovisuales212
ANEXO213
Imágenes214
Leyendas220
Cuadros estadísticos223
Documentos públicos230

3 Luis Rodríguez Mamby

“Desandar este camino, hoy, nos permite estar cerca de lugares y personas que llevan en su esencia lecciones ancestrales…”

Gustavo Santaolalla en la presentación de

Qhapaq Ñan. Desandando el camino, programa emitido por Canal Encuentro durante 2015

Esta investigación atañe al sentido de las producciones culturales en el turismo étnico desarrollado en los últimos años en el Departamento Valle Fértil, en la Provincia de San Juan. Los temas de interés principal de esta tesis son la etnicidad y el territorio en pequeñas sociedades de consumo en áreas rurales y periféricas a la política y economía argentina, y poco atendidas en los estudios antropológicos, como son las comunidades rurales del Centro-Oeste argentino, o Región de Cuyo. Me centraré en problematizar el ritmo de cambio que el conocimiento de la cultura estructura al ser en el deber ser, a distintas escalas y “de arriba hacia abajo”. En particular atenderemos al turismo como medio de (re)territorialización de la cultura indígena, donde la «globalización de lo local» configura nuevas integraciones a través del consumo, transformando drásticamente la vida social.

Nuestra hipótesis principal plantea que el nuevo domino territorial del avance capitalista moderno-colonial, patriarcal y especista produce nuevas diversidades culturales necesarias para legitimar la modernización de la periferia provincial, a la vez que encubre la profundización de las desigualdades al interior de las comunidades. Ya no genera valor producir, sino la disposición a «consumir», en tanto “…significa invertir en la propia pertenencia a la sociedad, lo que en una sociedad de consumidores se traduce como ‘ser vendible’, adquirir las cualidades que el mercado demanda o reconvertir las que ya se tienen en productos de demanda futura” (Bauman, 2009: 82-83). Ante los cambios geopolíticos de Valle Fértil en las últimas décadas, el proyecto desarrollista de industrialización de la cultura sedimenta sus propias clasificaciones étnicas para reconocer a la alteridad en el mercado. Los modos de pensar y de actuar instalados por el capitalismo individualista favorecen al modelo receptivo de turismo, cooptando a los proyectos turísticos inspirados en la sinergia de fuerzas

5 Luis Rodríguez Mamby

“desde abajo” para reconfigurar la territorialidad de la solidaridad de las relaciones cooperativistas. Por eso, la representación del territorio como discontinuo ha servido a la reproducción de lo cultural como modo dominante de representar la alteridad para la industrialización turística. En contigüidad genealógica con los significados imbricados de cultura y de territorio en Valle Fértil, su máxima racionalización, la propiedad privada de la tierra, como su forma de escenificarlo en la campiña, el alambrado, se hicieron norma hace relativamente poco tiempo. El acceso privado a los recursos territoriales colaboró en la construcción de la «atractividad», redefiniendo para el turismo a los paisajes culturales supuestamente deshabitados que la precedieron. Disputando el sentido de las diferencias, los intereses del mercado resignificaron las representaciones paisajísticas locales avasallando los territorios y sus habitantes, creando nuevas condiciones para el despojo territorial.

La línea de análisis que seguiré apunta a reflexionar sobre el campo del patrimonio cultural reconocido por detrás del ideal nacional de soberanía. En vista que la patrimonialización constituye la simbólica del poder del estado moderno, las apropiaciones locales de lo patrimonial que trataré exponen la tensión con la noción legal de propiedad y de espacio privado, dando cuenta del conflicto interescalar con que las intervenciones jurídicas y económicas del orden capitalista despliegan lo global sobre lo local. Si aceptamos que el turismo tiende a expandirse abarrotando los mercados como única dimensión posible del patrimonio, la doble cartografía naturaliza la valoración de la diversidad de producciones turísticas en el sentido común turístico sería lo que permite visibilizar a la alteridad por dentro como por afuera de la ley. La imaginación turística circula por una economía dual que excluye a las subjetividades incómodas al orden establecido. La tesis del locus ideológico nos permite interpelar estas nuevas identidades territoriales, problematizando la significación

6 Luis Rodríguez Mamby multiculturalista de la diversidad en el discurso turístico que da lugar a la homogeneización cosmopolita de las subjetividades permitidas en nuestros días.

Nos interesa reconocer en el turismo prácticas de marcar y auto-marcarse que modelan el ideal de ciudadano. Bajo este objetivo general buscamos contribuir al conocimiento de los procesos de desarrollo y modernización de las comunidades rurales en Cuyo, interpelando en la zona vallista la ausencia de estudios antropológicos y etnográficos referidos a la producción turística de las diversidades culturales, los usos políticos del patrimonio cultural y la expansión neo-extractivista de las industrias culturales. A partir de esta propuesta nos preguntamos: ¿De qué forma, y a través de qué mecanismos discursivos, representacionales e imaginarios locales, se legitiman o no las etnicidades en Valle Fértil? ¿Cuáles son los referentes de las narrativas de aboriginalidad producidas a nivel local, y de qué manera se vinculan, o no, con las retóricas de las nuevas industrias culturales y turísticas del mercado de la diversidad global? ¿Cómo se dan a nivel local las producciones particulares de racialización de lo étnico, y cuál es su relación con las formaciones nacionales y provinciales de alteridad? ¿Cómo cristalizan y cuáles son los objetivos de las nuevas reterritorializaciones de lo étnico en Valle Fértil, y a qué ordenamientos políticos y jurídicos se vinculan? ¿Por qué son únicamente legitimadas las identidades étnicas reconocidas en la esfera pública y estatal?

En relación a estas preguntas y argumentos los objetivos de esta investigación son:

• En primer lugar, caracterizar las formas de producción de diversidades étnicas en el marco de procesos de etnogénesis indígena en Valle Fértil;

7 Luis Rodríguez Mamby

• luego, identificar los modos de distribución y consumo local de los recursos culturales y turísticos, y su relación con las articulaciones políticas y jurídicas de la producción de la diferencia;

• para, finalmente, vincular el sentido de la racialización de las diferencias culturales en Valle Fértil dentro de una genealogía de las disputas y conflictos territoriales.

Las causas que me motivan a esta investigación tienen que ver con el contexto intercultural del que yo mismo provengo: la ciudad de Buenos Aires y sus modos de producir sentido de las diferencias humanas. Desde mis tempranas experiencias en las escuelas del barrio porteño del Retiro, la conflictiva convivencia intercultural me dejaba reconocer a diferentes sentidos que las identidades sociales juegan en la disputa territorial. Acá argumentaré esta percepción desde la producción social del espacio regida por el derecho a la propiedad privada, como privaciones democráticas al acceso a la vivienda digna. Esto ocurre no sólo en la metrópoli, sino que los “desplazados” de toda la república exhiben la omisión de la ley que favorece a la especulación inmobiliaria1. La desigualdad económica es el eje transversal entre los excluidos que sufren su residencia precaria detrás del ferrocarril en la Villa 31 y los que habitan dentro del casco histórico de la ciudad2, desde donde las diferencias culturales son percibidas y representadas de distinta manera. El colmo de ese pensamiento binario que distingue por fuerza de la oferta y la demanda al propietario del

1 Iniciativa por una Ley en Defensa de los Inquilinos. 2 En la primera mitad de siglo X, durante el proceso de urbanización de las grandes metrópolis de la Argentina, la intelectualidad porteña denominaba como villeros a los residentes precarios de asentamientos de emergencia que procedían del interior del país. Si bien no existe acuerdo sobre la primera villa miseria, la mayoría de los estudios señala a Villa Esperanza, en 1932, actualmente Villa 31, aunque existen antecedentes.

8 Luis Rodríguez Mamby inquilino legítimo, pero sin dejar de hacer a éste último un potencial “ocupante ilegal” ni resolver sus necesidades, porque la propiedad localiza a la villa miseria dentro de una economía negativa.

De la misma manera, las apelaciones a la nación en la valoración de los patrimonios y localizaciones funda la misma desigualdad jurídica, haciendo del reconocimiento de la diversidad un fin en sí mismo más que un medio de la ciudadanía a la soberanía sobre la diferencia. En tanto plasmaciones de estas representaciones patrimoniales, las arbitrariedades de la política guían al diferencialismo cultural que compone el conflicto detrás del ideal territorial de la Ciudad de Buenos Aires. Una avenida, además de una vía de acceso geográfico, significa una línea arbitraria que omite reconocer unidas a las localizaciones más representativas de la patria y de la miseria. El valor social de patrimonios nacionales como la Plaza San Martín, el Palacio de Cancillería o la calle Florida es imaginado políticamente, haciendo de la espacialidad una dimensión jurídica más en la conflictividad con que se enfrenta trayectorias sociales diversas. La dimensión territorial de las relaciones sociales nos hace reflexionar sobre los sentidos de la acción de consumir recursos limitados y de ocupar espacios compartidos constituyen las disputas que son tanto intelectuales como políticas y, a la vez, económicas.

Más allá de la crisis de las representaciones políticas sobre la diferencia, las formas privadas que el neoliberalismo instala en la representación del espacio para diferenciar a las culturas también adulteran la legitimidad que tradicionalmente tenían los medios de apropiación de lo público. Cada vez más translucidos son los límites jurídicos de

9 Luis Rodríguez Mamby lo público, haciendo tanto más permanente el «estado de excepción»3. Poniendo en cuestión a la nación como unidad racional de gobierno, nuestra perspectiva desde la geo-política de las diferencias culturales advierte el desdoblamiento de la soberanía nacional, revelando las contradicciones con que la autoridad de las instituciones abre resquicios para que la trasgresión de la ley sea legitimada a la fuerza. Un rol intermitente del Estado y el doble estándar en el acceso a la ciudadanía producen el sentido negativo con que las diferencias culturales representan a todo lo subalterno, siempre como marca de desprestigio, ridiculez o peligro, ya sea naturalizando a la alteridad como una esencia propia de la humanidad de un otro, como también evitando dar cuenta de que sólo se trata de la representación con que la hegemonía produce sentido sobre la relación de sí mismo con el territorio, para convencerse de que ese otro que lo ocupa amenaza al orden legitimado.

(Parte 1 de 7)

Comentários